El horizonte está a tu alcance.

Siempre que salía de pequeña, y no tan pequeña, me encantaba mirar al horizonte.

Me imaginaba caminando hacia el, hasta llegar a lo que parecía el fin.

Sin embargo, al avanzar parecía que nunca llegaba y me detenía.

Y no es así, el horizonte lo tenemos al alcance.

¡Podemos llegar a el!

Lo que pasa es que siempre se nos abren nuevos horizontes.

¿Por qué?

Por qué las posibilidades que tenemos ante nosotros son infinitas.

Estoy aquí para acompañarte a alcanzar tu horizonte y para mostrarte cuántos horizontes más eres capaz de alcanzar.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s