¡No tengo tiempo!

¡No tengo tiempo! ¡No tengo tiempo!, casi siempre que dejamos de hacer algo, de visitar a alguien, de llamar a alguien, de ir a algún sitio, etc, es que ¡no tengo tiempo!

El día se nos pasa volando, hacemos muchas cosas, pero parece que no hacemos suficiente, siempre nos falta algo, siempre nos reclama alguien y nos volvemos a decir ¡no tengo tiempo!

En una formación con, el para mí increíble, Jordi LLonch (@coachjordi) topé con la cruda realidad, de la manera más simple, hablando como habla sin pelos en la lengua, directo, sincero, a la cara.

Ahí lo tenía, vía zoom, delante de mí, diciéndonos que siempre justificamos con falta de tiempo lo que no hacemos, cuando lo verdaderamente cierto es que no sabemos priorizar. Que cuando no hemos hecho algo es porque hemos priorizado otra actividad primero, y no debemos sentirnos culpables por ello, lo hemos hecho de manera inconsciente, pero ¡sí! hemos puesto nuestro orden de prioridades en un orden que seguramente lo más urgente o necesario lo hemos postpuesto.

Y me hizo pensar. Por un momento me vino un flash, y me dije ¡pues es cierto!

¿Tú qué opinas?

A veces equivocamos nuestro orden de prioridades, poniendo cosas superfluas, o que pueden ser retrasadas para otro momento sin ningún problema, pero no hemos hecho una buena gestión de nuestro tiempo, o planificación, y lo ponemos delante de otros asuntos más acuciantes, y al finalizar el día y ver que no lo hemos hecho decimos, una vez más ¡es que no tengo tiempo! ¡no me da la vida!

Te propongo que al comenzar el día hagas balance de lo que tienes que hacer, y lo clasifiques en orden de prioridad, y así vayas cumpliendo con aquello que tienes que hacer antes, aquello que tienes que hacer después e incluso aquello que no es necesario que hagas hoy, pudiéndole dejar para mañana o algún otro día y ¡cuidadito! que a menudo solemos priorizar lo de los demás antes que lo nuestro y cuando vamos realizando nuestras cosas surge algo que hace que lo abandonemos todo por ir a satisfacer la prioridad de otra persona ¿y qué pasa cuando llega la noche?….que otra vez surge el lamento de ¡NO TENGO TIEMPO!

Si te gusta, házmelo saber, y si te apetece puedes dejarme tu comentario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s